logo

DÍA MUNDIAL DE LA HIGIENE Y LA SEGURIDAD OCUPACION18-08-2016 13:05:08

18 de Agosto: Día mundial de la higiene y seguridad ocupacional

 

La medicina como arte y ciencia tiene un compromiso indiscutible con su pueblo y la humanidad y en especial con los sectores más vulnerables, a como lo reconoce la Ley general de salud vigente (Art. 8, inciso 2). Los trabajadores de un país debieran formar parte siempre de la agenda médica, en especial por el hecho de que el trabajo puede ser un factor no sólo de autorrealización personal y social, sino también un agente de riesgo de enfermedad, invalidez y muerte.

 

Cada día 18 de agosto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) conmemora el Día Mundial de la Higiene y seguridad ocupacional que este año 2010 ha concentrado su interés en “los riesgos emergentes en los lugares de trabajo y en las nuevas formas de prevención”.

 

En países más avanzados las problemáticas del mundo laboral son diferentes a las nuestras. Hay preocupación por el impacto en la salud humana de la nanotecnología y la biotecnología que para el 2020 estarán presentes en uno de cada cinco bienes que se producirán. La industria presencia el gran incremento de químicos, muchos de los cuales no han sido ni probados ni son objeto de seguimiento integral.

 

La Ley de salud define la condición vulnerable como “todas aquellas personas que no disponen de recursos para satisfacer las necesidades mínimas para su desarrollo humano”, también los factores biopsicosociales determinan esta condición. La OIT destaca la importancia del “empleo vulnerable” que son aquellas personas que están sujetas a condiciones de trabajo inseguras o insalubres por el hecho de no ser beneficiarios de medidas de prevención o atención médica, ni se consideran las necesidades de género.

 

Son vulnerables desde el punto de vista del empleo los migrantes (recordemos que casi un millón de nicas que viven en Costa Rica tienen esta condición), los sub-contratados y otros grupos como los jóvenes que integran la llamada “generación perdida” (no trabajan, no estudian), los ancianos, minorías étnicas o sexuales.

 

Autoridades sanitarias mundiales como la OMS (Organización Mundial de la salud) han señalado que en el siglo XXI que vivimos las enfermedades mentales serán de importancia relevante. En el mundo del trabajo se está notando el impacto del trabajo en la mente, al extremo que el 22 por ciento de los trabajadores de la Unión Europea en el 2005 tuvieron afectación de su salud mental, constituyendo la segunda causa de consulta o incapacidad.

Además de la creciente presión, el incremento de trabajo, las mayores exigencias y el deber de permanente disponibilidad también se considera que la crisis económica mundial deja sentir su efecto negativo sobre la psiquis laboral: aumento de las formas inseguras de empleo (empleo independiente, contratos temporales), temor a perder el empleo y carencia de seguros de desempleo conducen a largo plazo a una tensión psicológica capaz de producir daño a la salud en forma de hipertensión arterial, trastornos digestivos, problemas músculo-esqueléticos, depresión y hasta suicidio.

 

En nuestro país existe un marco jurídico de protección a la salud del trabajador, cuya aplicación y plena vigencia son responsabilidad del Estado y en especial del Mitrab, encargados de “hacer efectiva la seguridad ocupacional del trabajador” (Cn. Art. 82, inciso 4).

 

Son problemas de la seguridad ocupacional nacional el uso exclusivo de plaguicidas y la alta incidencia de intoxicaciones agudas en especial en el tabaco de exportación. De 10 a 11 mil accidentes laborales se dan por año dejando un promedio de dos centenares de víctimas fatales, siendo los sectores más afectados la minería, construcción y electricidad.

 

En Nicaragua la medicina ocupacional o del trabajo se encuentra poco desarrollada por lo que somos los médicos internistas a quienes nos toca valorar problemas de salud ocupacional, la cual vemos como una rama especializada que está relacionada con la seguridad física-emocional y la salud de los trabajadores y que incluye además consideraciones ambientales y aspectos legales, sociales y éticos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


Administrador . .

Archivo Histórico de Monterrey ubicado en Museo Metropolitano de Monterrey.
Zaragoza y Corregidora, Centro de Monterrey, Nuevo León.